Buscar

Traducir

Cartas (Julio Cortázar)

Julio Cortázar quería autenticidad en la escritura y en la vida. Sus «Cartas», publicadas por Alfaguara en tres volúmenes, fueron el gimnasio perfecto

El azar de vivir puede tener también principios artísticos y lograr que el conjunto de cartas que escribimos a lo largo de una larga existencia no sea un collage heterogéneo o un amontonamiento de noticias diversas, sino nuestra identidad cifrada, la novela de una vida. No debe extrañar por eso que haya más unidad en los hilos de las múltiples tramas que conforman estos tres volúmenes que en Rayuela o 62 modelo para armar. Al lado de esos títulos, el conjunto del total de Cartas da la impresión de pertenecer al género de la novela decimonónica -tan generosa en la inclusión de literatura epistolar-; y a través de su protagonista, Julio Cortázar, de que podemos vivir su misma vida, tan próximos como escribía a Fredi Guthmann en 1951: «Estuvimos juntos en una misma página de Pierre-Jean Jouve, en un mismo verso de César Vallejo».

«Las más auténticas expresiones de mi ser.» Con ese énfasis hablaba Julio Cortázar de sus cartas en 1942. Escritura y vida indiscernibles, confundidas y anudadas inseparablemente, acabaron regalándonos una estimable cantidad de páginas en las que lo personal y lo cotidiano se tejen con reflexiones sobre literatura, cine, música, opiniones políticas y las circunstancias en que fueron surgiendo las obras del escritor.

- Hasta la médula.

La literatura que Cortázar defendía y encarnaba era enemiga de la retórica; el peor de los males que acechaba a una escritura que quisiera alcanzar, siquiera de forma infinitesimal, la expresión del ser íntimo del escritor. Quería que la escritura y la vida fueran utópicas e intensas pero, sobre todo, que tuvieran autenticidad, y las cartas fueron el gimnasio perfecto de su expresión.

No andaba lejos de ser un romántico redivivo como su admirado Keats, y quizá por ello leemos su correspondencia con el temblor que experimentan los lectores que desean encontrar en ella las bondadosas excentricidades de un cronopio, el candor de la Maga o la sabia ingenuidad del piantado Horacio Oliveira.

Sabemos que creer en el yo, en la identidad del individuo, es una superstición, pero inconformes con esa reflexión leemos con la esperanza de que esta colección de cartas nos permita seguir las líneas de la mano que escribe para llegar a la médula de Julio Cortázar. Y la lectura de sus Cartas no nos decepciona. Desde 1937 vemos crecer el tallo del artista, desde los verdes brotes hasta la obra plena. Y más allá… los diversos Julios en acción, que nos descubren y completan al personaje que ya entreveíamos.

- Cerca del éxtasis.

Su identidad literaria surge con alguna dificultad. Hacia el 2 de agosto de 1949 recibe una carta de Julio Cortázar padre. Había abandonado a la familia treinta años antes y ahora reaparece «desde el fondo del tiempo» para decirle que ha leído un artículo suyo publicado en el diario La Nación y, aunque lo felicita sinceramente, le ruega que no firme como Julio Cortázar, sino con su nombre completo -Julio Florencio-, pues le causa muchas molestias que le confundan con su hijo. Este Julio, el auténtico, le contestará que no puede complacerle porque su nombre ya es conocido profesionalmente y, mucho más importante, por razones «de eufonía». Y despide de nuevo al fantasma del padre al olvido.

El Julio verdadero abandona Argentina y se instala en París, donde lo invade una sensación de maravilla y casi de éxtasis paseando por sus parques y museos, deambulando por sus galerías, «aprendiendo a mirar», escribe a sus amigos. Estos tres volúmenes presentan a Cortázar trabajando como traductor de Poe o Yourcenar y buscando en las nieblas de la inspiración dar forma a Charlie Parker en El perseguidor.

En sus tramas múltiples, distinguimos el estarcido de los personajes que pululan por «Rayuela» disfrazados de realidad y reconocemos también, a través de «los pasos en las huellas» de sus cartas, al personaje Julio Cortázar, su creación más importante.

Editorial Alfaguara
Título: Cartas
Autor: Julio Cortázar
Colección: Biblioteca Julio Cortázar
Páginas: 600
Publicación: 05/09/2012
Género: Miscelánea literaria
Formato: 15x24
Encuadernación: Rústica
Precio: 20,00 €
ISBN: 9789870421238 (Tomo 1), 9789870421405 (Tomo 2), 9789870422709 (Tomo 3), 9789870423157 (Tomo 4), 9789870423164 (Tomo 5)
EAN: 9789870421238 (Tomo 1), 9789870421405 (Tomo 2), 9789870422709 (Tomo 3), 9789870423157 (Tomo 4), 9789870423164 (Tomo 5)

Arturo García Ramos,
ABC, 03/10/12