Buscar

Traducir

La espada de Damocles (Petros Márkaris)

Entre 2009 y 2012, Petros Márkaris publicó una serie de artículos en la prensa alemana. Reunidos bajo el título de La espada de Damocles, describen con expresividad la crisis griega

Con el agua al cuello. Así tituló Petros Márkaris la primera novela de la trilogía ambientada en la crisis económica que está empujando a los griegos de Eros a Tanathos. Su protagonista, el comisario Kostas Jaritos, siente como suyas las protestas de jóvenes y jubilados en la plaza Syntagma. Sus hijos malviven en un minipiso y no pueden invitar a la familia porque no hay sillas para todos: microhistoria del desastre que ha sumido a una tercera parte de la población por debajo del índice de pobreza; a diferencia de la época esplendorosa de los cuatro por cuatro, el comisario conduce un Seat Ibiza. Los taxis atenienses, antes tan frecuentados por su módico precio de tres euros la carrera, permanecen horas aparcados, cual hilera de ataúdes, sin clientes. Una de cada dos tiendas cierra; la cesta de la compra es un inmenso vacío.

Hace seis años, los griegos dejaron de invertir en las empresas: preferían construirse una casa de campo. La época de vacas gordas no fue real, sino una economía dopada con «hedge founds». Préstamos para pagar préstamos anteriores: una contabilidad trucada. En 2002, Goldman Sachs prestó a Grecia mil millones de euros que fueron a engrosar el presupuesto de los Juegos Olímpicos de 2004. Ahí comenzó la caída libre, advierte Márkaris: de los dos mil cuatrocientos millones previstos, el gobierno acabó gastando once mil quinientos.

La burbuja estalló y este economista de carrera y Premio Carvalho de novela negra no se tragó los diagnósticos de Giorgios Papandreu, tan parecidos a los que peroraba Zapatero: aquella desaceleración económica transitoria que mejoraría, ipso facto, el próximo semestre…

- Contabilidad trucada.

Entre diciembre de 2009 y junio de 2012, el escritor publicó una serie de artículos en la prensa alemana, reunidos bajo el título de La espada de Damocles. La crisis griega, observa Márkaris, no es únicamente financiera, sino el derrumbe de un statu quo político de cinco décadas. Esta tragedia no la firma Sófocles, sino una dinastía republicana de tres familias: Papandreu, Karamanlís y Mitsotakis. «En Europa existen varias monarquías constitucionales, pero solo en Grecia existen dinastías políticas.» Un corrupto aparato partitocrático ha llevado a la miseria a diez millones de ciudadanos. El clientelismo político del PASOK (centro-izquierda) y Nueva Demo-cracia (centro-derecha) ha saqueado el Estado.

Si el sofisma griego gusta de la paradoja, no extraña que el articulista afirme que el país en el que creció -Márkaris nació en Estambul- constituya el último reducto del «socialismo real». Los papandreus y sus adláteres «querían construir una Grecia nueva con su discurso de izquierdas, pero han fracasado. Los más decentes se han retirado (...). Los otros se metieron en política y después se agenciaron un trabajo lucrativo, como empresarios en el sistema mercantil, o un puesto bien pagado en la Administración», subraya.

La procedencia periodística de los textos de La espada de Damocles propicia, cual coro trágico, la reiterada descripción del desastre. Márkaris identifica a los indignados y a los muñidores de la crisis; analiza las razones que llevaron a su país a tan incierto destino. Subida irresponsable y populista de las pensiones, descontrol de las subvenciones agrícolas de la Unión Europea: los sucesivos gobiernos no se preocupaban de comprobar si dichos subsidios se correspondían con necesidades reales (con la bolsa electoral campesina se ganaban elecciones). ¿Nos suena? En la actualidad, apunta Márkaris, «el Banco Agrícola está en quiebra y estos campesinos se pasean por su pueblo en sus Jeep Cherokee».

- Urgente regeneración.

La espada de Damocles es la crónica que inspira novelas negras; vacuna autocrítica contra tópicos y victimismo; una llamada a la regeneración política que no pasa, por cierto, por la extrema izquierda de Syriza: según Márkaris, «una parodia del PASOK, y este, el punto de partida de nuestra tragedia actual».

Basculando entre Europa y los Balcanes, la tragedia griega se aleja de la visión idílica de la filosofía y nos pone delante la grotesca mascarada de los gorilas nazis de Amanecer Dorado. Con la mitad de la juventud en paro y el índice de suicidios en progresión geométrica, los atenienses rebuscan en la basura y piden las medicinas a Médicos Sin Fronteras. Y Márkaris ha reconvertido a su comisario Jaritos en el narrador de esta tragedia que enfrenta a sus compatriotas con la UE.

Lo peor de esta crisis es que «el desaliento y la rabia se unen ante esta realidad sin esperanza», concluye el escritor. El desenlace tiene mucho de socrático: «Quieren que bebamos cicuta, porque hemos desafiado las leyes».

Tusquets Editores
Título: La espada de Damocles
Autor: Petros Márkaris
Temática: Historia social
Publicación: Septiembre 2012
Colección: Ensayo, E - 88
ISBN: 978-84-8383-442-8
144 pág.
11,54 € (IVA no incluido)


Sergi Doria,
ABC, 03/10/12